Actividades en British Royal School
Volver a la página de inicio
¿Cómo es el viaje a Cambridge? Acá la experiencia de alumnos y profesores
 24-08-2017
Durante cuatro semanas 18 alumnos de Senior acompañados por dos profesoras de inglés del colegio viajaron a Cambridge, Inglaterra, para participar de un programa de perfeccionamiento de inglés en el College "Clare" de la Universidad de Cambridge.

Esta es la segunda camada de alumnos que viajan a Inglaterra para vivir esta experiencia académica, por eso es que quisimos entrevistar a las docente que acompañan a los estudiantes.

Miss Marta García y Miss Jessica Palma, fueron las profesoras tutoras de este viaje. Es la segunda vez que realizan este viaje con los alumnos, por lo que tienen una idea acabada sobre la realización de este programa.

De acuerdo a lo anterior, Miss Marta señala que "es una experiencia única y muy enriquecedora que, sin duda, será inolvidable para los niños que viajaron, así como lo fue el año pasado para el grupo anterior. Para nosotros, al ser la segunda vez, también fue diferente y la abordamos con más propiedad que la primera vez, conociendo ya el lugar, el programa y a algunos de los representantes de English First (empresa que organiza el viaje) en Clare".

Respecto a los beneficios del programa explicó que "las ventajas son innumerables, los niños tienen la oportunidad de conocer de primera fuente parte de la historia, costumbres y tradiciones de Inglaterra. Se adaptan a horarios, a la modalidad del programa, a las clases y actividades que se realizan y a compartir durante toda la estadía con estudiantes de diferentes países y culturas. Hacen muchos amigos y también practican el idioma ya que el inglés es el idioma común con los estudiantes extranjeros y con los lideres y administrativos a cargo del programa".

Complementando lo anterior Miss Jessica Palma indicó que este viaje académico es una muy buena instancia para crecer, no solo en el aspecto de la seguridad adquirida, fluidez y conocimiento de inglés , sino también en cuanto a su autonomía , crecimiento personal y social y a disfrutar de la aventura de aprender inglés en un contexto diferente y natural.

Además es una gran instancia para conocer directamente algunas ciudades europeas, arquitectura y obras que sin duda han visto desde niños en clases de historia o en libros, el viaje reviste cultura. Por otro lado en el aspecto formal los niños reciben su certificación de acuerdo al nivel alcanzado después del mes de estudio como referencia de acuerdo al marco común europeo.

En cuanto a las actividades que se realizan Miss Jessica nos explicó que se dividen en dos: clases y actividades (pueden ser clases en la mañana y actividades en la tarde o viceversa). En la mañana el desayuno parte a las 7.30 hasta las 8.30 y las clases/actividades parten a las 8.45, donde se hace mucho trabajo oral en parejas, en grupos pequeños y frente a la clase . Las actividades pueden ir desde salir al centro de Cambridge a hacer encuestas, salir a hacer punting, trabajar con arcilla, crear atuendos con elemento reciclables, etc. Las clases de nuestro alumnos eran intensivas; por lo tanto terminaban a las 17 horas Martes, Miércoles y Jueves (Lunes y Martes eran días más livianos).

Pueden salir antes de la cena que se hace en otro campus en Trinity Lane, a las 19.30 siempre hay una actividad para todo el campus (película, fiesta de bienvenida, lotería, guerra de bombitas de agua, etc) A las 9.30 comienzan a movilizar a los alumnos porque a las 10 empieza el "toque de queda" y deben permanecer en sus habitaciones (se hace room check todas las noches).

Finalmente Miss Jessica manifiesta sobres este programa que los alumnos que viajan tienen un gran impacto en lo personal. Aunque parezca un cliché...."viajan de una manera y vuelven de otra"....hay un proceso de maduración que se basa en los desafíos que enfrentan (desde cosas prácticas como aprender a lavar ropa, saber distribuir los dineros, organizar sus tiempos personales) se enfrentan a desarrollar tareas que normalmente se les entregan listas y en bandeja. Aprenden también a ser más tolerantes, más conciliadores, más empáticos. Son capaces de vivir una cierta "independencia" y asumir los costos de sus propias decisiones.

En términos académicos creo que hay detalles que forman un todo; como por ejemplo: la buena distribución del tiempo (desde saber a qué hora debo levantarme para alcanzar a hacer todo hasta retomar clases sin necesidad de que haya un timbre de por medio) Aprender a trabajar en equipo con gente que no habían visto antes y llegar al objetivo de la actividad o clase, hablar en público, usar el inglés como "herramienta" de comunicación.

Experiencia de los alumnos

Conversamos también con los estudiantes Francisco Elías e Ignacia Pizarra, quienes fueron parte de los 18 alumnos que viajaron este año.

"Es sin duda una oportunidad única. Yo ya iba con un buen nivel e inglés, pero llegué más fortalecido, ya que la forma de comunicarnos era siempre en inglés, entonces estar hablando constantemente te ayuda a que seas más fluido y a aprender conceptos que quizás uno normalmente no aplica", dice Francisco.

El alumno agrega que el nivel de inglés fue clave para su desempeño. "El inglés que yo sé es del colegio, entonces gracias a eso me pude defender en clases y potenciar mi nivel".

En tanto Ignacia señala que "el viaje me permitió perfeccionar mi nivel de inglés y además me brindo una mayor seguridad para participar en clases, ya que el profesor te "obligaba" a hablar y a estar constantemente participando. El ritmo era rápido, entonces eso también lo aprendí, a poder hacer las cosas más eficazmente y en menos tiempo".

Pasando a otro ámbito, Ignacia y Francisco nos comentan que dependiendo del día tenían distintas actividades. Sin embargo, coinciden que una de las actividades que más les gustaba era hacer paiting (deporte con uso de remos). También compartir y hacer "desafíos" en la ciudad y conocer y dialogar con alumnos de otras nacionalidades.

Los estudiantes comentaron que sus profesores y compañeros de clase en Cambridge destacaban el nivel de inglés en general del grupo del colegio British y que si bien tenían compañeros de distintas procedencias, ellos eran el único grupo chileno ahí.

Otro aspecto que destacaron los estudiantes fue la seguridad del lugar y el resguardo constante. En ese sentido Ignacia confiesa que durante la primera semana del viaje perdió su mochila con toda su documentación y dinero. Ella la había dado por perdida, pero al rato la llamaron y le dijeron que la habían encontrado. Además durante todas las actividades dice que cuentan con la compañía de sus profesores y de personal de la empresa EF.

Finalmente los alumnos recomiendan a quienes estén interesados y puedan ir, que se atrevan a vivir esta experiencia, ya que creces tanto acádemicamente como personalmente.

.