Actividades en British Royal School
Volver a la página de inicio
La positiva evolución del BRS enfrentando el bullying con KiVa
 23-08-2019
Como es de su conocimiento, desde fines del año 2017 el colegio está implementando el programa de prevención contra el bullying, KiVa, enfocado en alumnos de 1° a 6° básico, en alianza con Santillana. Se trata de una probada herramienta que fue desarrollada en Finlandia por expertos que durante décadas estudiaron este fenómeno y sus mecanismos.

Transcurrido más de un año de su puesta en marcha en el colegio, la evaluación del equipo encargado que encabeza el Director de Formación, Míster José Ulloa Garrido, es muy positiva.

Desde diciembre del 2017, que fue el año en que el programa inició su fase de diagnóstico en el BRS, a la fecha se ha logrado reducir los porcentajes de casos de bullying y acoso. Esto, gracias al trabajo sistemático del equipo a cargo, conformado por los profesores jefes y sus respectivos coordinadores de convivencia escolar del ciclo Junior School, que involucra conversaciones individuales y grupales con los estudiantes implicados cuando se detecta un caso, la participación de varios compañeros como método de apoyo al afectado, y la entrega pedagógica de información sobre esta materia, entre otras medidas.

El trabajo práctico

Todos los alumnos del mencionado ciclo deben cumplir sesiones, divididas en dos partes, que se realizan semanalmente de abril a la primera semana de noviembre, en horario de orientación. En ellas, los profesores jefes utilizan libros, fichas, videos, presentaciones y lecturas complementarias en torno a la prevención del bullying, que ilustran a los estudiantes sobre cómo actuar ante la irrupción de este tipo de situaciones. Temas como el respeto, las emociones, la inclusión, el reconocimiento del bullying y sus formas encubiertas, son parte de las materias de estas sesiones que, a fines de noviembre, concluyen en un post test que recaba lo aprendido. El programa también considera dos juegos interactivos que los alumnos realizan en su casa.

El trabajo del grupo KiVa vinculado al área de Formación del colegio, también comprende un monitoreo constante del funcionamiento del programa, que sumado a la aplicación metódica del mismo, han logrado generar relaciones interpersonales saludables. No obstante, como en todo contexto social, existen conflictos. Debido a que éstos son abordados de manera inmediata y desde un acercamiento integral en las salas de clases, no se convierten en una preocupación para los padres, siendo mitigados a tiempo.

La acogida de los alumnos

La asimilación de KiVa por parte de los estudiantes ha sido positiva, particularmente en los cursos de los niños más pequeños en los que se ejecuta, que son de 1° a 4° año básico. A medida que los estudiantes avanzan en edad, se vuelve necesario un mayor esfuerzo creativo de parte del equipo, en la aplicación de las actividades y lineamientos protocolizados por el programa.

Gracias al trabajo del equipo docente liderado por la Dirección de Formación, KiVa ha conseguido que los alumnos manejen con mayor claridad conceptos como: conflicto, bullying, víctima, agresor y testigo. Siendo éste último el que se ha potenciado más transversalmente a través de todas las sesiones contenidas en la hoja de ruta del método. A medida de que van pasando de curso, los estudiantes han comprendido que no solo deben observar la situación conflictiva, sino que también se tienen que involucrar pidiendo ayuda a un adulto, a fin de evitar problemas con sus compañeros.

El llamado a los padres y su requerimiento

Si bien el programa ha sido bien orientado y está funcionando correctamente en el colegio, en base a la experiencia es reconocible la necesidad de un mayor esfuerzo conjunto que involucre más a los padres en este proceso formativo. Cuando los padres están más al tanto del trabajo que se realiza, y a su vez, reciben actividades para hacer con sus hijos en la casa, siempre y cuando éstas sean breves, se obtienen mejores resultados de clima saludable, y ellos se sienten más partícipes del proceso de formación de sus hijos.
En esta misma línea, existen padres y apoderados del colegio, que han solicitado tener una mayor participación en la instancia, situación que se replica en todos los demás colegios que han adoptado el método. Por ello, actualmente KiVa-Santillana está gestionando cómo involucrar paulatinamente a la familia en este gran plan. El colegio, en tanto, realizará una reunión masiva para los padres y apoderados del ciclo Junior School a fin de explicarles los avances al respecto e involucrarlos más como familia en este importante proceso.