. ACTIVIDADES ESCOLARES
Javier cumplió su sueño: se convirtió en Bombero por unas horas
 
Volver a la página de inicio
 
 
 
publicada el 12-12-2013
 
Un apoderado de nuestro establecimiento nos ayudó a cumplirle el sueño de Navidad a este alumno de la Fundación Carolina Labra.
 
Cientos y cientos de cartas llegan diariamente al Viejito Pascuero. Para ayudarnos en ese proceso CorreosChile nos invitó a participar de su tradicional Campaña de Navidad. Nos dijeron que nuestros alumnos-pacientes escribieran sus cartas y se las hiciéramos llegar. De esta forma ellos nos iban a ayudar con un envío más fluido, para así tratar de cumplir cada uno de sus deseos y anhelos.

Entre una de esas cartas estaba la de Javier Sánchez, 10 años, estudiante de la escuela del Hospital El Pino, quien deseaba conocer un cuartel de bomberos.

Este mensaje llegó a oídos de un apoderado del ciclo Infant School del colegio, el Sr. Carlos Hasbún, quien es voluntario de la Sexta Compañía de Bomberos de La Reina. Él amablemente se ofreció a hacer las gestiones para que nuestro pequeño alumno pudiese cumplir su sueño.

Hoy, llego ese gran día y muy temprano Javier estaba preparado para una sorpresa, sin saber exactamente lo que era. Nos desplazamos de la comuna de San Bernardo rumbo a la compañía de La Reina. En el trayecto Javier se maravillaba con las calles de otras comunas de Santiago, ya que -por lo general- no tiene la oportunidad de conocer otros lados, así que ya estaba feliz durante el trayecto.

Llegamos a la plaza de Ossandón, donde se encuentra la compañía y solo bastó con estacionarnos afuera del cuartel para que la emoción de Javier comenzara, ya que apenas descendió del auto sonó la alarma de emergencia y partieron todos los voluntarios de bomberos raudamente a contener la emergencia.

En ese preciso momento llegó también el Sr. Hasbún, quien le comentó del suceso y le mostró a Javier el cuartel, los carros de bomberos, la historia de éste y luego de toda la visita le entregó un regalo, un gorro de la Sexta Compañía.

Para Javier y para nosotros fue un día muy especial, porque fuimos testigos de la sonrisa oculta de un niño. Un niño que por unas horas olvidó su enfermedad y disfrutó de algo tan simple de la vida, como es una voluntaria y hermosa profesión, la de los bomberos y por un día se sintió como uno más.

Agradecemos enormemente a nuestro apoderado, por su disposición y amabilidad de tomarse el tiempo y de ayudarnos a cumplir este sueño.

 
 
 
Todos los derechos reservados - British Royal School ® Sep, 2017
Av. Las Perdices 263, La Reina. Santiago de chile.