. ACTIVIDADES ESCOLARES
La mirada de la escuela desde sus protagonistas
 
Volver a la página de inicio
 
 
 
publicada el 31-05-2013
 
Los alumnos pertenecen a la Escuela Hospital El Pino, aula que comenzó su funcionamiento a partir de marzo.
 
Dieciséis son los alumnos de nuestra aula del Hospital El Pino. Son niños y jóvenes que tienen entre 6 y 17 años de edad.

Con esta amplia gama de estudiantes, sus profesores, Rosita Cornejo y Marcos Medina, vuelcan su día en inculcar y fomentar un aprendizaje que responda a una educación de calidad.

Los alumnos de esta aula son derivados en su mayoría, por el departamento de psiquiatría por tener depresión, fobias escolares o problemas emocionales en general.

Ayer, compartimos con varios alumnos del aula y pudimos conocer y saber sus propias percepciones de lo que es volver a las salas de clases en este contexto hospitalario.

Primero, conversamos con Matías de 8 años, quien cuando nos acercamos se mostró bastante cómodo de contarnos que estaba haciendo. Nos mostro y leyó un cuento, y de a poco nos fue compartiendo sus impresiones sobre esta experiencia educativa hospitalaria. “Me gusta venir al colegio. Estoy contento”. Matías dice que el se fue de la escuela, porque no lo trataron bien y que en aula de la Fundación tiene amigos y que los profesores hacen que estudiar sea entretenido.

Las palabras de Matías, son secundadas por su madre, Sra. Maritza Valderrama, que cree que lo mejor que le ha pasado a su hijo es llegar a la escuela de la Fundación Carolina Labra.

“Mi hijo intento matarse dos veces porque no quería ir al colegio, así que imagínese lo que es que el ahora quiera estudiar y que, por el contrario, le de pena cuando lo voy a buscar, porque no quiere irse. Los profesores y la escuelita hicieron un milagro en Matías y yo voy a estar eternamente agradecida”, indicó la Sra. Maritza.

Luego, conocimos a otro de los alumnos, Daniel Pangui, 15 años, quien llego corriendo y muy entusiasta a la entrevista. Sentados afuera del aula nos cuenta que estudió 7 años en un colegio y que siente que no aprendió nada, siendo ésta una instancia para reivindicarse con los estudios.

“En la sala de clases de la Fundación llevo menos de 1 año y ya me siento capaz en muchas áreas. Estoy aprendiendo porque los profes son constantes conmigo, me enseñan 1, 2, 3 veces, hasta que entiendo y eso me hace feliz. Yo nunca supe lo que era sacarse una buena nota y ahora puedo lograrlo”, comentó Daniel.

El joven nos contó que dentro de sus asignaturas favoritas está Música y Lenguaje. “Hace poco estuve leyendo un libro que nos enseñaron en el aula sobre maltrato intrafamiliar. Me pareció súper interesante y me lo leí altiro, antes no me motivaba leer y en general, nada. Todo me daba lata. Acá me encantaron con la idea que es importante estudiar y que si quiero surgir necesito aplicarme”, indicó Daniel.

Estas historias se han visto reflejadas en sus compañeros, quienes encontraron en la Escuela de El Pino no sólo un espacio de aprendizaje, sino que también de encuentro y amistad con sus pares.

 
 
 
Todos los derechos reservados - British Royal School ® Aug, 2017
Av. Las Perdices 263, La Reina. Santiago de chile.