Actividades en British Royal School
Volver a la página de inicio
El pasaje a un viaje inolvidable: Alumnas nos cuentan su experiencia en USA
 13-04-2018
40 alumnas junto con 4 profesoras partieron el 21 de marzo a Orlando, Estados Unidos para luchar por un sueño; competir en el Campeonato Internacional AmeriCheer and Dance. Tras más de 1 año de entrenamiento estas jóvenes armaron sus maletas llenas de ilusión para poder representar de la mejor manera a nuestro país y específicamente a nuestro colegio.

Hace dos semanas nuestras jóvenes representantes llegaron de regreso a Chile no solo felices con la experiencia vivida, sino que desembarcaron con sus maletas llenas, ya que trajeron a casa cuatro copas. Así es, nuestras alumnas lograron estar en el podio del Campeonato dejando en alto el nombre del equipo y del BRS. Las alumnas lograron traerse a casa los siguientes premios:

- 1° Lugar en Categoría Pom.

- 1° Lugar en Categoría Varsity Jazz.

- “High Point Champion” (mejor puntaje del campeonato) de todas las divisiones Jazz sin importar la categoría.

- 3° Lugar en Categoría Cheer y Premio al Espíritu Deportivo.

Pero, ¿cómo fue todo este proceso? Para conocer más a fondo su historia hablamos con cuatro alumnas, representantes de los tres equipos que viajaron a competir.

Valentina García, Valentina Martínez, Isidora Fargas, Nia Balazadeh y la ex alumna Isabel Romero, nos comentaron como fue el viaje, la preparación previa y todos los pormenores de esta inolvidable experiencia.

Todas estas estudiantes llevan años desempeñándose en esta disciplina. Nos comentaban que desde chicas se paraban a ver a sus compañeras haciendo las coreografías, elevaciones o trucos y ellas soñaban con algún día ser parte.

Isabel Romero es una de las tantas ex alumnas del colegio que practicaron casi durante toda su escolaridad este deporte y que ahora egresando de cuarto medio fue viajó despidiéndose de su equipo en este torneo. Respecto a su trayectoria en esta rama nos comenta que “Cheer, Dance o el deporte que elijas pasa a ser parte de tu ADN y el grupo se convierte en tu familia, en tu segundo hogar. Cuando amas hacer un deporte, se convierte en una pasión y en una vía de escape. Cuando yo piso el tapete me olvido de todo y disfruto y soy feliz”.

En tanto, Isidora y Nia, nos dicen que al principio uno entra al Taller porque ves a todas tus compañeras felices y pasándola súper bien en esta disciplina, y sin duda, que eso es una motivación, pero después ves la conexión y el equipo que se forma y el crecimiento que vas teniendo en lo deportivo, es lo que más llena. Ahora bien, con respecto al Campeonato, habíamos escuchado que el colegio había ido otras veces, por lo que nosotras siempre le pedíamos a nuestras profesoras que nos llevaran, hasta que nos dijeron okey, vamos, fue guauuuu, dicen.

Ahí comenzó una preparación totalmente distinta dice Valentina García. La preparación física y técnica para este campeonato fue diferente a la que normalmente estábamos acostumbradas para las competencia “Nosotros tenemos taller dos veces por semana y usualmente entrenábamos 90 minutos, pero a partir de diciembre las preparaciones eran casi todos los días, 2 horas y media”. “Lo que quiero decir con lo anterior, es que maduramos con el proceso. Al cambiar el estilo de entrenamiento, también cambiamos nosotras y nuestro sentido de la responsabilidad”, dice.

Valentina Martínez añade “no solo entrenamos mucho más, sino que también subimos de nivel. En la división Cheer, estuvimos tres años en nivel 2 (grado de dificultad) y a partir de diciembre cuando nos enfocamos 100% en el torneo, tuvimos que subir a nivel 4, para poder competir allá. Fue un salto enorme y lo logramos, ese fue el mejor premio”.

La alumna Nia Balazadeh finalmente indica al respecto que “sopesamos el esfuerzo y la responsabilidad que significa ir a representar a tu colegio en un campeonato de alto rendimiento. Nosotras habíamos competido muchas veces en torneos nacionales, pero no es lo mismo, allá era todo 100 veces más grande, era increíble”.

“Sí, era todo lo que ves en una película, pero que crees que no te va a pasar y ahora estás parado realmente ante eso ¡No lo podíamos creer! Los equipos con los que competimos eran realmente muy buenos, así que ahí dije GRACIAS a todos los entrenamientos del verano”, puntualiza Isabel.

Fueron tres los equipos que se presentaron: British Royal School Varsity Pom, British Royal High School Varsity Cheer y British Royal School Varsity Jazz. De acuerdo a las alumnas el viaje de un vuelco de 360° su vida y su experiencia deportiva.

“Antes las rutinas eran más lentas, después del viaje todo fue más dinámico. Logramos crecer, afiatiarnos, tener más confianza en nosotras mismas e incluso un mayor carisma”, dice Valentina Martínez.

Pero no solo fue un desafío deportivo y técnico, sino que fue un viaje de muchos sacrificios. Hicieron muchas actividades para recaudar fondos: venta de paletas y cabritas, hicieron un jeans day exclusivo para el viaje, tuvieron un stand de venta de artículos Cheer y Dance para la Kermesse e hicieron una rifa que culminó en esta actividad. También sus papás fueron a trabajar a la Fiesta Ochentera que organizó el colegio para los apoderados y ahí las estudiantes detienen un poco su relato.

“Jamás vamos a poder terminar de agradecer todo el apoyo y entrega de nuestras familias. Su apoyo ha sido vital, en lo emocional, en lo económico e incluso en la logística. Durante el verano tuvieron que modificar sus vacaciones y venirnos a buscar y a dejar para entrenar y uffff mucho más… no hay palabras para agradecerles.”, dicen.

Pero no solo su agradecimiento fue a sus padres o familiares, sino que también al Centro de Padres y al Colegio, por todo el apoyo al viaje. Los permisos, la ayuda para recaudar fondos y mucho más. Valentina García dice que lo que hace el colegio de inculcar el deporte, hace que una tenga esa formación integral, donde el deporte es parte esencial de nuestra educación.

También las estudiantes esperan trasmitir su conocimiento, experiencia y pasión a aquellas niñas que sueñan con llegar algún día a competir a un mundial. Enfatizan en decir “siempre se puede y depende solo de ti, de ser perseverante y luchar por lo que uno quiere”. Isidora en ese momento se acuerda de lo que siempre le dicen sus profesoras: “No sabía hacer nada y pensaba que no iba a poder y de a poco me empecé a creer el cuento y a no rendirme. El esfuerzo es clave, que nada te impida llegar a lo que quieras llegar. Las misses dijeron no es no puedo, es no me sale aún”.

Finalmente, las alumnas definen este viaje como “extraordinario”. Un viaje que guardarán para toda la vida y que esperarán contarles a sus hijas. En tanto, Isabel concluye diciendo “participar de este campeonato puntualmente fue darle el mejor cierre a mi trayectoria deportiva en el BRS. Una experiencia que llevaré conmigo toda mi vida y de la cual estoy profundamente agradecida”.